"Entonces, No es una hipótesis a descartar. En Heliópolis se adoraba al dios Ra, mientras que los hicsos adoraban a Set. Eso surge recién en la era helénica-greco-romana (justamente más cercana a la del rey Josías). Humilde, confiando en Dios aun en los momentos más desesperados, sereno y sin rencores. Y, cuando se acabó el ganado, con tierras. Hace que lo metan en prisión. Esto implicaría una mayor capa de limo y una mayor fertilidad. En la zona en la cual se asentaron los hermanos de José, cuyos descendientes, según la Biblia, "llegaron a ser muy numerosos", es donde se encontró la ciudad de Avaris y en ella muchas construcciones, objetos y hasta restos humanos de origen no egipcio, sino sirio o cananeo. José trabaja duro para su amo, Potifar. "Pero Jehová estaba con José que llegó a ser un hombre próspero", advierte la Biblia. En la escena que recoge San Lucas (Lc 2,41-52), el evangelista señala que Jesucristo tenía 12 años y que se fue con ellos a Nazaret y vivió los años siguientes «sujeto a ellos» mientras «progresaba en sabiduría, en estatura y en gracia ante Dios y ante los hombres». Un día los hermanos de José se alejaron bastante de la casa con el rebaño. Entonces, ¿por qué está José en la prisión? ¡Esaú tuvo cinco hijos y Jacob tuvo doce! «A partir de ahí se endulza mucho su figura, con un San José más joven, jugando con el Niño, con estampas más familiares», comenta el historiador. Sin embargo, «lo más probable es que haya muerto y sido enterrado en Nazaret», subraya la Enciclopedia Católica. Entonces el padre de José envió a sus diez hijos a buscar víveres a aquella región. Jacob (a quien Dios rebautizó Israel) tenía 12 hijos (las futuras 12 tribus de Israel), de cuatro esposas distintas. Ésta es la última mención a San José en la Biblia, a excepción de las referencias a Jesús como el «hijo de José». Tal vez para evitar robos en los graneros. No lo cambian los cargos ni las distinciones. Tenía 30 años José cuando se convirtió en el hombre más poderoso de Egipto después del faraón. El egiptólogo Karl Richard Lepsius estudió estas crecidas del Nilo durante el reinado de Amenemhat III y descubrió que por siete -siete- años la crecida del río fue de 17 metros cuando el promedio era de 12 metros. Hasta que un día lo tomó de la ropa y le dijo "duerme conmigo". Transcurrieron muchos, muchos años más. Biblia para Niños - Los sueños de José - Génesis 37 - YouTube Los diez medio-hermanos de José lo detestaban. Inicialmente se pensó que José era un hicso, ese pueblo que durante un tiempo invadió o migró hacia Egipto y se volvió dominante durante varios siglos, hasta que su salida de aquel reino sea posiblemente el Éxodo bíblico, pero ahí ya estaríamos en tiempos de Moisés. Cuando llegaron a Egipto, no reconocieron a su hermano detrás de las lujosas ropas de aquel visir ante el cual, como alguna vez lo soñó José, se postraron. Cuenta las estrellas, si es que puedes hacerlo. Entre hicsos y hebreos el lazo no es del todo claro. José y sus hermanos vienen de una familia cariñosa, pero la envidia los separa. El sí los reconoció, pero decidió darles una lección. Bajo el reinado de este faraón se construyó además un edificio muy original llamado el laberinto, del cual quedan sólo ruinas, que Herodoto dice haber visto y que "excede toda ponderación". Un día que José los ve especialmente atribulados, ellos le cuentan que tuvieron sueños extraños. Su relato deriva de las biografías de Abraham, Isaac y Jacob. Cuando José crece es un hombre muy hermoso, y la esposa de Potifar quiere que él se acueste con ella. Considerando a su vez que muchos caudillos hicsos tuvieron nombres similares a los de estos patriarcas y que aparecen en ciertos objetos hallados en Avaris, deberíamos concluir que el relato de José sólo podría desarrollarse dentro de esta misma cronología. Patriarca israelí, integrante de una de las doce tribus de Israel, hijo dilecto de Jacob . Aquí la resumiremos, pero vale la pena leerla completa. Esta es la tierra que yo te daré a ti y a todos tus hijos. —Puedes dejar de caminar, Abram. El jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, y la titular de Anses, Fernanda Raverta, anunciaron el incremento por decreto que para los haberes previsionales que había anticipado el Presidente, Las Fuerzas de Defensa del país informaron que sus aviones de combate atacaron “instalaciones de almacenamiento, cuarteles generales y complejos militares” de la Fuerza Quds iraní y las Fuerzas Armadas sirias en respuesta al hecho, La banda operaba en Mar del Plata y en otros puntos del país. La concepción de acumulación estatal y redistribución en tiempos de vacas flacas bien puede haber sido ya conocida al llegar José, en una época en la que el hambre acechaba constantemente al hombre. A veces, era un poco el "alcahuete" de Jacob: lo informaba de si sus hermanos trabajaban o no. No sólo por ser el mimado del padre, sino porque era distinto a ellos. Por favor ¿Nos puedes facilitar tu fecha de nacimiento y género? Estaba preso, pero casi era el alcaide de la prisión. Según su explicación, «que en ningún momento se nombre a San José pese al revuelo que levantó Jesús y a la cantidad de personas que aparecen alrededor de él en los evangelios, ni se le cite cuando se habla de la familia es porque José ya no tiene trascendencia, es porque ha muerto». En la zona en la cual se asentaron los hermanos de José, cuyos descendientes, según la Biblia, "llegaron a ser muy numerosos", es donde se encontró la ciudad de Avaris y en ella muchas construcciones, objetos y hasta restos humanos de origen no egipcio, sino sirio o cananeo. Para dar credibilidad a esta historia, mancharon con sangre de cordero la túnica de colores de su infeliz hermano, y se la llevaron al padre diciendo que la habían encontrado en el camino. Y luego da su veredicto: ""El sueño del faraón es uno y el mismo". El «gran salto» en su imagen se producirá gracias a Santa Teresa de Jesús, que convirtió a San José en patrono de los conventos carmelitanos reformados. «San José y María eran de Galilea, una región con mala fama entre los judíos de la época, con una religiosidad muy fiel a un judaísmo tradicional y antiguo», destaca el autor de la «Breve Historia de Jesús de Nazaret» que recuerda la pregunta de Natanael: «¿de Nazaret puede salir algo bueno?» (Juan 1, 46). También en la tradición católical se le representó como un anciano. Por el contrario, los nomarcas, jefes locales, territoriales, tenían mucho poder y controlaban grandes zonas del territorio. Las «únicas fuentes confiables» que hablan de él son los primeros capítulos de los evangelios de Mateo y de Lucas, según la Enciclopedia Católica, ya que existe una «fuerte sospecha» sobre los detalles que aportan apócrifos como el «Evangelio de Santiago», el «Pseudo-Mateo», el «Evangelio de la Natividad de la Virgen María», la «Historia de José, el Carpintero» y la «Vida de la Virgen y Muerte de José».